Reconociendo La Gavia de Los Hormiga

Reconociendo uno de los parques más grandes del municipio.

El pasado sábado día 28 de octubre comenzaba la segunda fase del proceso Mestura, centrado en realizar un proceso de aprendizaje y codiseño de estrategias de dinamización de un espacio público concreto que pudiera aplicarse luego en otros puntos del municipio.

Para esta fase, tenemos la suerte de contar con un primer espacio neutro, asociativo y colaborativo, al que hemos apodado oficina Mestura, en el propio espacio público donde trabajaremos, el parque La Gavia de Los Hormiga. Una infraestructura necesaria para el desarrollo y continuidad de un proceso como éste, y donde encontrarnos, reflexionar y compartir conocimiento para el desarrollo y mejora de propuestas comunes.

Esto es lo que empezamos a hacer en la jornada RECONOCE el pasado sábado un grupo de personas de diferentes edades y sectores, dedicando su tiempo al bien común de su barrio, su ciudad, su municipio, su isla…. Una jornada enfocada a analizar, valorar y diagnosticar el contexto de intervención sin llegar a la propuesta, de momento, pero llegando a conclusiones del estado de lo existente para afrontar las estrategias y propuestas en próximas jornadas con garantías.

De esta manera empezamos la mañana del sábado con una primera dinámica para poner sobre la mesa y consensuar la definición del entorno en el que íbamos y vamos a trabajar durante los próximos meses: el espacio público. ¿Qué entendemos por espacio público?, ¿qué puede ofrecernos un espacio público?, ¿qué necesitamos de un espacio público? o ¿qué podemos hacer en el espacio público?, fueron algunas de las preguntas sobre las que debatimos y buscamos respuestas para empezar a definir un marco común sobre el que trabajar y entendernos.

A partir de aquí nos centramos en el espacio en cuestión, La Gavia de Los Hormiga. Aprovechando que la oficina se encuentra en el mismo parque, organizamos una paseo para (re)conocerlo, a partir del marco que habíamos definido previamente, y conocer las problemáticas y potencialidades desde una perspectiva individual de cada persona.

Volviendo a la oficina, convertir esa perspectiva individual en una puesta en común para obtener una valoración, primero física, del estado de la infraestructura a través de las preguntas: ¿qué quitarías?, ¿qué dejarías? y ¿qué cambiarías?, y luego no física, valorando aspectos como la identidad, la gestión o la seguridad del espacio, el confort, la accesibilidad o el civismo.

Para cerrar la jornada de análisis, valoración y diagnóstico, hemos terminado con una mini mesa redonda en la que se expresaron conclusiones, sensaciones y aprendizajes del día. Nosotros los hemos resumido en: (1) la importancia de los parámetros no físicos y de las personas en el funcionamiento de cualquier espacio público, (2) el potencial de compartir y madurar ideas entre personas que piensan a veces diferente, y (3) el hecho de haber reconocido el espacio y sentirnos preparados para los siguientes pasos: “Ruta Urbana” el próximo miércoles día 8 para diagnosticar el estado de otros espacios públicos del barrio de El Charco e iniciar la parte propositiva en la jornada IMAGINA del día 11 de noviembre.

¡Les esperamos, #Mestúrate!

Pueden ver todas las fotos de la jornada aquí.

You may also like

Leave a comment